Ya tengo weblog… ¿y ahora que?

Me siento igual que cuando mis padres me regalaron mi primer móvil. Todo el mundo que conocía ya tenía el suyo. Y, bueno… al prinicipio lo ves un poco lejano, lo ves un poco como por encima del hombro…

Hasta que cuando lo tienes te das cuenta de que, realmente, tenía su utilidad. De todos modos todavía no estoy en la fase de ver su utilidad, así que tiempo al tiempo.Un weblog supongo que sirve para soltar chorradas que nos aguantamos, idas de olla que no inmortalizamos y cosas por el estilo. Tampoco he visitado ni releído demasiados, pero los pocos que he visto servían para eso.De todos modos, mi primer móvil, ése que me regalaron mis papis el 6 de enero de 2.000, no duró más de 20 días. Veamos a ver qué pasa con este weblog.Ya de paso, y gracias a este güeblog, continuaré con mi vieja tradición de escribir un diario, tradición interrumpida hace un cierto tiempo. No será tan personal, no os penséis xDY si os preguntáis qué significa el título… traducidlo al ingles 😛