A golpes de blog, en toda la cara

El otro día comenté, en un post sobre el referéndum, que estoy comenzando a dudar que la moda de los weblogs vayan a suponer algo fructífero. Sigo pensándolo, aunque debería matizarlo. Como una moda que es, la cantidad de información inútil que se genera y la poca fiabilidad de la misma hacen de este nuevo paradigma de comunicación algo que haya que coger con pinzas, al menos de momento.Pero, obviamente, siempre hay ejemplos que nos demuestran que el movimiento blogger tiene muchas cosas positivas. En los Estados Unidos, por ejemplo, los blogs han servido para dar un paso adelante hacia una mayor libertad de expresión. Algunos comunicadores, o debería decir manipuladores, de la mass media estadounidenses están siendo sacrificados en los últimos meses, descubiertos por internautas comprometidos.Según un artículo aparecido esta mañana en la web de La Vanguardia, Americablog.org ha puesto en tela de juicio a Jeff Gannon, supuestamente colocado por la Casa Blanca para hacer preguntas fáciles en las escasas y cortas ruedas de prensa del Presidente George W. Bush. Según este blog, Gannon habría sido acreditado como periodista de la Casa Blanca tras hacer un curso de dos días, después de haberse dedicado a la prostitución masculina por el módico precio de 200 dólares la hora.Es sólo un ejemplo de que las cosas están cambiando ligeramente, y de que pueden seguir haciéndolo. Los blogs, como medios de comunicación incensurables, pueden llegar a condicionar a los medios tradicionales, exigiéndoles una mayor honestidad. De todos modos, según Margaret Romao, de blogcritics.org, “los blogs podrían ser lo más importante que ha sucedido en el periodismo desde la invención de la televisión, pero sólo si los bloggers se someten a los mismos estándares de responsabilidad que esperamos de los medios de comunicación tradicionales”. Su artículo en blogcritics es muy recomendable.