Archived entries for

La muerte del pingüino

Cuenta la leyenda que años ha, en tiempos en los que aún tenía lugar una extraña fiesta llamada Fiberparty, unos plebeyos trabajadores, harto cansados de sufrir las desventuras de desmontar la party, y tras cuatro horas recogiendo un tropel de rollos de tela asfáltica, decidieron sublevarse contra el señor feudal. Y para ello secuestraron a la mascota de la fiesta, un extraño pingüino hinchable llamado Tux, y dejaron testimonio en un vídeo en el que pedían un rescate.

Cuando ya se estaba empezando a borrar este momento de la memoria de los habitantes de aquella extraña facultad, unos arqueólogos encontraron en las catacumbas del polideportivo aquella cinta. Y por fin ha aparecido, y ha sido cedida al público para la recuperación de la memoria histórica. 

 

   

Como para tirarme a la basura y comprarme otro nuevo

Así me encuentro después de ir con Carlos y Xavi a jugar a frontenis al parque de la Espanya Industrial, después de diez años sin darle a la raqueta y más de un año casi sin hacer nada de ejercicio. Pero nada, nada de nada.

Me duele la espalda, los brazos, la punta de un dedo, la muñeca, y tengo una quemadura considerable en la pierna, de una caída sobre el cemento.

Pero qué más da, cuando nos hemos divertido tanto, y hemos pasado de no dar a la bola a poder jugar de una manera mínimamente decente en un rato. Y aunque hayamos acabado escaldados, mucho mejor esto que comprarse la mierda del AB Shaper de la Teletienda.

 



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.