Fare thee well my dear… hair

Después de 7 meses sin cortármelo. Echaré de menos mi indómito peinado, que algunos calificaban como setentero o Jackson Five.

Pse. Al menos no tendré que seguir aguantando las coacciones de mi madre 🙂

*snif*